Entrevista a Manuel Casal: «El amor es un valor cultural que debe superar las barreras de nuestra propia naturaleza» | #MundoLiterario

Manuel Casal es colaborador asiduo en diversos diarios y revistas y ha participado en varias antologías publicadas

  • Manuel Casal es colaborador asiduo en diversos diarios y revistas y ha participado en varias antologías publicadas por la editorial Playa de Ákaba.
  • Recientemente dicha editorial publicaba su primer libro de aforismos: “En pocas palabras”.
  • Hace poco teníamos una placentera charla con él.
El escritor y docente Manuel Casal

El escritor y docente Manuel Casal

Al decantarte en tu libro por los aforismos, ¿ha influido la intención de llegar con más facilidad a mentes prisioneras de la tecnología, la rapidez y la falta de meditación que impera actualmente? ¿Qué te llevó a escribirlo?

La opción por los aforismos fue la consecuencia de mi visión de algo que creo que está ocurriendo. Observo que hay una guerra no declarada, pero real, entre el ser humano y el mundo. De manera consciente o no, parece que el hombre quiere destruir el mundo mediante las contaminaciones, el cambio climático, la eliminación de la biodiversidad y otros males antropogénicos. A su vez, el mundo, mediante una serie de políticas interesadas en crear ciudadanos sin criterio, así como a través del abuso fomentado de las tecnologías, está dando lugar a un ser humano con los sentidos casi cegados y el pensamiento ausente de la vida cotidiana. El ser humano de hoy observa poco, piensa poco y huye de todo lo que le huela a reflexión, a planteamiento de problemas que contengan alguna complejidad. Se está acostumbrando a lo breve, a lo que discurre con rapidez, a lo que se mueve a gran velocidad, a lo que le apetece. Cuatro renglones es mucho para una gran cantidad de personas acostumbradas a los tuits y al uso de solo un número reducido de palabras, porque desconoce las demás. Por eso pensé que un aforismo, que es una frase más o menos breve, con una buena carga de provocación o de sorpresa y con un contenido que va más allá de las apariencias, podría ser un vehículo propicio para que esas personas pudieran reflexionar un poco sobre la vida y aprender, así, algo nuevo.

¿Crees que los mensajes con los que nos bombardean banalizando el amor, influyen en un mal aprendizaje de lo que este significa, ignorando lo que conlleva de respeto y compromiso?

El amor es un valor cultural que, como tal, debe superar las barreras de nuestra propia naturaleza y crear algo distinto a las leyes por las que esta se rige. La lucha de fuerzas que se da en la Naturaleza ha sido sustituida en el amor por una actitud de generosidad como estilo de vida entre las personas que se aman. Tengo la impresión, sin embargo, de que cada vez más personas, imbuidas por el espíritu neoliberal, que pone la obtención del beneficio, el individualismo y el egoísmo por encima de todo, han dejado de entender el valor de la generosidad y lo han sustituido por las costumbres neoliberales. Si en la sociedad no se respeta a los ciudadanos y se los trata como explotados, como consumidores y como clientes, ¿cómo se va a amar con generosidad, si es lo contrario de lo que se practica cada día? El ideal del amor es ayudar a vivir a la persona amada, hacerla más autónoma y más humana, pero lo que hoy se practica es más bien un juego de egoísmos compartidos, un negocio de intereses satisfechos a cualquier precio y la consiguiente ausencia de respeto en las relaciones entre las personas. En general, me parece que hoy no se aprende a amar, porque nadie enseña a amar y porque la esencia del amor se ha convertido en algo antiguo e incomprensible.

¿Cómo educador que eres, qué opinas de la cantidad de actividades extraescolares que tienen los jóvenes desde muy niños? ¿No necesitan tiempo para crecer interiormente, para meditar, para vivir?

Me gustaría aclarar que, más que educador, me considero profesor. Yo he enseñado filosofía a los alumnos, pero su educación es cosa, fundamentalmente, de sus padres. También educan -a veces, mal- los medios de comunicación y los profesores, pero no podemos hacer recaer toda la educación de un joven en la escuela. Es un gravísimo error que estamos sufriendo cada vez más en la sociedad.

En cuanto a lo que me preguntas, creo que se puede meditar tanto después de participar en una actividad extraescolar como tras haber estudiado en clase cualquier fenómeno. Todo depende de los objetivos que se proponga el curriculum correspondiente, de los métodos que se usen y de las actitudes que se quieran fomentar en los alumnos. Una buena actividad extraescolar, bien preparada y bien explicada a los alumnos, bien relacionada con el tema correspondiente del programa, en cuya realización el alumno deba mantener una actitud creadora y trabajadora, no simplemente pasiva y receptiva, puede ser enormemente útil en la formación del alumno. Lo que no tiene sentido es sacar a niños, a jóvenes o a adultos a pasear entre cuadros o entre plantas sin más. Eso sí es un fraude y una pérdida de tiempo.

El tema de las líneas, curvas y rectas me fascinan. ¿No recibimos continuamente mensajes de adoctrinamiento a favor de la línea recta?

Sí. La línea recta simboliza lo políticamente correcto, la eficacia, el trabajo acrítico, el aumento de los beneficios y el ascenso en la escala laboral de cualquier trabajador. Se trata de conseguir esos objetivos siguiendo la trayectoria más corta y más económica. La línea recta puede dar satisfacción a las ambiciones materiales. La línea curva, en cambio, te puede hacer ver la manera de que vivas con sentido, pero no te garantiza las necesidades cubiertas. Por esto son malos tiempos para las artes, para la filosofía, para la música y, lo que es más grave, también para la ética, todas ellas situadas en la órbita de las líneas curvas. Hoy, los objetivos más deseados se asocian a las líneas rectas.

El machismo es un tema que debería ser candente. ¿Puede ser el hogar donde se siembra la primera simiente? ¿La crisis, la falta de recursos no sacan a flote los bajos instintos en individuos primitivos?  ¿La falta de trabajo no es un lastre para que la pareja comience una vida por separado? ¿Crees que se da importancia a estos puntos?

El machismo me parece que es fruto de unas tradiciones ideológicas heredadas, propias de una sociedad en la que los hombres se han creído superiores a las mujeres y han organizado el mundo de manera que ellas tengan menos derechos que ellos. Hay machismo en muchos comportamientos habituales, pero también hay un machismo estructural, que afecta a la organización de la sociedad. Los hombres machistas tienen mucho interés en mantener una ideología y unas prácticas que les favorecen. Parece evidente que las mujeres, pero también los hombres, deben salir de ese ámbito machista, y la manera más eficaz de conseguirlo es la de tomar conciencia de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, pero esta es una reflexión que es muy difícil que se realice cuando las necesidades materiales mínimas de las personas no están cubiertas a causa de una organización política que favorece la desigualdad. Es claro que el hogar transmite la ideología y los comportamientos machistas, pero también lo hace la televisión y la propaganda y los chistes y los salarios que cobran unos y otras. La falta de cultura hace que se mantengan estas discriminaciones.

Es un libro recomendable para todas las edades, ya hicimos hincapié en la reseña sobre este punto. ¿Qué opinas?

Os agradezco la reseña que hicisteis del libro cuando salió. Lo escribí pensando en el ser humano, pero sin que me condicionara la edad del posible lector. De hecho conozco a personas de todas las edades que lo leen y sé, también, de casos en los que el libro ha servido para que padres e hijos reflexionen juntos sobre algunas de las ideas que aparecen en él. Yo no tendría ningún inconveniente en invitar a que lo leyera cualquier persona, tuviese la edad que tuviese.

¿Qué te gustaría ampliarnos sobre tu libro, que trata temas muy actuales?

Pues, no sé, quizá insistir en la necesidad de que en nuestra sociedad nos acostumbremos a poner en tela de juicio todo lo que encontremos en la vida, incluido lo que se dice en el libro, claro. Madurar como persona es la consecuencia de criticarlo todo, de intentar racionalizarlo todo y de obtener de esa reflexión la opinión personal que se pueda. Es precisamente a esto a lo que quiere colaborar el libro.

¿Qué opinas sobre internet?

Internet es un medio de comunicación más, sólo que mucho más potente y más accesible que el resto de medios. Permite que nos expresemos con facilidad y que tengamos acceso a mucha información, pero también favorece que quienes no son respetuosos con los demás puedan hacer mucho daño. Hay que tener una actitud bastante prudente en internet, tanto con las informaciones que encontramos como con las personas con las que nos relacionamos.

¿Quieres hablarnos de tus próximos proyectos?

Pues sigo escribiendo aforismos, que no sé si verán la luz en algún momento. Estoy también desarrollando una especie de Diario en el que habrá una breve reflexión para cada día del año. Y mantengo el blog Casa L, en donde vuelco lo que pasa por mi mente cada día.

Leer reseña
Compra el libro ahora

Biografía del autor: Manuel Casal

Nacido en San Fernando (Cádiz), es catedrático de Filosofía de Enseñanza Secundaria. Ha publicado varios libros dedicados a explicar los textos que formaban parte del programa de Historia de Filosofía de COU y del segundo curso del Bachillerato y sobre el que versaban los exámenes de Selectividad. Ha colaborado en diarios y revistas con diversos artículos. Recientemente ha participado en varias antologías publicadas por la editorial Playa de Ákaba, como Mensajes en una botella, Ángel de nieve o generación Subway V. Espíritu de jazz. En breve aparecerá un relato suyo en el Oasis de los miedos, dentro de la colección Palabras que curan, de la misma editorial. En la actualidad mantiene el blog Casa L (www.manuelcasal.blogspot.com) en donde se reflexiona sobre asuntos de actualidad.

Cualquier comunicación con el autor puede realizarse a través de su correo electrónico,.

manuel-casal



invierno-dest

Artículo anterior:

Reseña de “Secuencias de piel sobre el invierno”, de Ramón Martínez López | #MundoLiterario

Siguientes artículo:

Entrevista a Alfonso Medel en el aniversario del levantamiento popular del 2 de mayo | #MundoLiterario

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.